Mi proceso creativo incide en el ritual. Examino la lentitud y la repetición como estrategias plásticas para prolongar la experiencia perceptiva dentro de un contexto sociocultural que comprime el tiempo (por aceleración) y automatiza la mirada (por saturación).

 

Empleando un proceso reductivo de mark-making, en mi práctica exploro las nociones de paciencia, continuidad y duración. Me interesa la potencialidad de la pausa y la espera contemplativa; una forma de resistencia frente a las políticas de rendimiento actuales (más velocidad, más producción) a favor de un modo de hacer que exige detenimiento y atención.

Recrearse en las transiciones, en los intervalos, en esos espacios donde las cosas son aún inciertas podría suponer hacer las paces con nuestro tiempo atomizado.

 

A nivel formal, el trabajo cristaliza por tensión entre iteración y mutabilidad; lo sistemático y lo manual; perseverancia y agotamiento; lo monótono y lo hipnótico; aburrimiento y estímulo; una manera de operar tanto física como mentalmente extenuante, pero quizá también reparadora.

My creative process is ritualistic. I examine slowness and repetition as plastic strategies to prolong the perceptual experience within a sociocultural context that compresses time (by acceleration) and automates the gaze (by saturation).

Employing a reductive mark-making process, in my practice I explore the notions of patience, continuity and duration. I am interested in the potentiality of the pause and contemplative waiting; a form of resistance against current performance policies (more speed, more production) in favor of a way of doing that demands deference and attention. 

To recreate oneself in transitions, in intervals, in those spaces where things are still uncertain could result in making amends with our atomized time.

At a formal level, the work crystallizes by tension between iteration and mutability; the systematic and the manual; perseverance and exhaustion; the monotonous and the hypnotic; boredom and excitement; a physically and mentally extenuating way of operating, but perhaps also a restorative one.

Mi proceso creativo incide en el ritual. Examino la lentitud y la repetición como estrategias creativas para prolongar la experiencia perceptiva dentro de un contexto sociocultural que comprime el tiempo (por aceleración) y automatiza la mirada (por saturación).

 

Empleando un proceso reductivo de mark-making, en mi práctica exploro las nociones de paciencia, continuidad y duración. Me interesa la potencialidad de la pausa y la espera contemplativa; una forma de resistencia frente a las políticas de rendimiento actuales (más velocidad, más producción) a favor de un modo de hacer que exige detenimiento y atención.

Recrearse en las transiciones, en los intervalos, en esos espacios donde las cosas son aún inciertas podría suponer hacer las paces con nuestro tiempo atomizado.

 

A nivel formal, el trabajo cristaliza por tensión entre iteración y mutabilidad; lo sistemático y lo manual; perseverancia y agotamiento; lo monótono y lo hipnótico; aburrimiento y estímulo; una manera de operar tanto física como mentalmente extenuante, pero quizá también reparadora.

Mi proceso creativo incide en el ritual. Examino la lentitud y la repetición como estrategias creativas para prolongar la experiencia perceptiva dentro de un contexto sociocultural que comprime el tiempo (por aceleración) y automatiza la mirada (por saturación).

 

Empleando un proceso reductivo de mark-making, en mi práctica exploro las nociones de paciencia, continuidad y duración. Me interesa la potencialidad de la pausa y la espera contemplativa; una forma de resistencia frente a las políticas de rendimiento actuales (más velocidad, más producción) a favor de un modo de hacer que exige detenimiento y atención.

Recrearse en las transiciones, en los intervalos, en esos espacios donde las cosas son aún inciertas podría suponer hacer las paces con nuestro tiempo atomizado.

 

A nivel formal, el trabajo cristaliza por tensión entre iteración y mutabilidad; lo sistemático y lo manual; perseverancia y agotamiento; lo monótono y lo hipnótico; aburrimiento y estímulo; una manera de operar tanto física como mentalmente extenuante, pero quizá también reparadora.